Sangrientos atentados en la India

Sangrientos atentados y toma de rehenes.

Según la policía local, el saldo provisional de víctimas mortales supera el centenar, pero un número indeterminado de clientes de hoteles de lujo sigue en manos de sus secuestradores. Los ataques se dirigieron a no menos de 10 lugares representativos de la ciudad (hoteles, restaurantes, salas de cine, una institución judía, estación de tren, etc.), y fueron cometidos por grupos de hombres armados con armas automáticas y granadas. El gobierno denuncia un complot terrorista.

La capital económica de la India es también la ciudad más poblada del país (19 millones de habitantes, incluyendo los suburbios), sede de la bolsa y del mayor porcentaje de la actividad industrial, comercial y financiera del gigante asiático. El hotel Taj Mahal tiene la reputación de ser uno de los más lujosos del mundo y es utilizado por una clientela cosmopolita y de negocios, lo que lo convierte en símbolo de la modernización capitalista de un país que hasta los años 80 vivió bajo influencia del modelo soviético. Durante los últimos años, Bombay ha sido también teatro de atentados terroristas cometidos por diferentes grupos islamistas que rechazan la supuesta discriminación del Islam en un país de mayoría hinduista, el creciente respaldo a la política de Estados Unidos, así como la ocupación india de una parte de la región de Cachemira. La permanente tensión con Pakistán (vecino y potencia nuclear), crea un clima de desconfianza respecto de la eventual implicación de los servicios secretos pakistaníes en los ataques islamistas.

Los ataques del miércoles han sido reivindicados por un grupo islamista desconocido, los Muyaidines del Decán, en referencia a una región central de la India. Entre las víctimas de los ataques figuran numerosos civiles, pero también 14 agentes de la policía, así como el jefe de la unidad de lucha contra el terrorismo.

Según el testimonio de un turista inglés que logró huir, quienes asaltaron el hotel Taj Mahal exigieron la entrega de los clientes con pasaportes estadounidenses y británicos.

El ministro indio del Interior ha calificado los atentados como una “gran conspiración”. Numerosos mandatarios extranjeros han expresado su condena a los atentados y su solidaridad con India. Entre ellos destaca el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, quien ha reiterado que la lucha contra el terrorismo será una de las prioridades de su gobierno.

Isabelle Milbert, investigadora especialista en la India

"Aún no se sabe si estos atentados han sido o no teleguiados desde el exterior"

Asaltante justifica atentados en Mombay por persecución a musulmanes indios


Uno de los asaltantes involucrados en los múltiples ataques perpetrados el miércoles en Bombay aseguró a un canal de televisión que pertenece a un grupo islamista que lucha para lograr que el Islam deje de ser perseguido en India.

Identificándose a sí mismo como un miembro de un grupo autodenominado Muyaidines del Decán, el pistolero, escondido en el hotel Oberoi, exigió la liberación de todos los militantes islamistas detenidos en India.

"Los musulmanes en India no deberían ser perseguidos. Amamos a nuestro país, pero cuando nuestras madres y hermanas eran asesinadas, ¿dónde estaba todo el mundo?", dijo al canal India TV por teléfono desde el interior del hotel, que fue tomado por comandos armados.

Atentados: La India islámica no tolera la convivencia

Masacre terrorista en la India

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos, por esto sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, todas y cada una de las opiniones sobre los temas que publicamos son importantes y nos interesan.
Gracias por participar