Reclutando militantes en el sur de Tailandia


La guerrilla recluta combatientes en escuelas coránicas del sur de Tailandia

El movimiento separatista islámico en el sur de Tailandia utiliza las escuelas coránicas para reclutar combatientes, si bien la guerrilla no parece tener vínculos con Al Qaeda u otros grupos extranjeros, reveló hoy un nuevo informe.

Los más de 100.000 estudiantes de las madrasas -"pondok" en idioma malayo- forman una cantera de potenciales militantes para la causa rebelde, que en este momento cuenta con entre 1.800 y 3.000 miembros, según un estudio del International Crisis Group (ICG).

En su análisis de las raíces del conflicto musulmán en el sur de Tailandia, donde más de 3.500 personas han muerto desde que los insurgentes retomaron las armas en enero de 2004, ICG apunta que éstos "apelan al nacionalismo malayo y al orgullo del antiguo sultanato de Pattani" para unir a más fieles a su movimiento.

"Dicen a los estudiantes en estas escuelas que su deber como musulmanes es reconquistar su tierra a los infieles budistas", explica la analista de GCI Rungrawee Chalermsripinyorat.

El antiguo sultanato de Pattani, que comprendía las actuales provincias de mayoría musulmana en el sur del país -Yala, Narathiwat y Pattani-, fue absorbido por la budista Tailandia a principios del siglo XX.

Los rebeldes introducen en la guerrilla a los estudiantes más sobresalientes, que son entrenados en campos secretos, mientras que otros son empleados en otras tareas secundarias como la guerra psicológica.

Alumnos menores de 18 años son utilizados como espías, en operaciones de sabotaje o para realizar pintadas a favor de la liberación del sur musulmán.

El informe, de 20 páginas y titulado "Reclutando militantes en el sur de Tailandia", está basado en entrevistas hechas durante 16 meses a profesores y estudiantes.

La violencia en el sur de Tailandia ha sido eclipsada en los últimos dos años por la crisis política que todavía sufre el país, aunque se trata de uno de los conflictos étnicos más sangrientos de la región.

Ataques con armas ligeras, asesinatos y atentados con bomba se suceden casi a diario, pese al despliegue de 31.000 agentes de las fuerzas de seguridad y la declaración del estado de excepción.

Los budistas son el objetivo habitual de la violencia, aunque más de la mitad de las víctimas mortales son musulmanes, considerados por los rebeldes como "colaboradores" de Bangkok.

Además, las denuncias de torturas por parte de los militares tailandesas a sospechosos de terrorismo en las cárceles también alimentan la ira de los independentistas.

El Gobierno de Tailandia trata de fomentar la educación secular, pero sus esfuerzos no obtienen muchos resultado, ya que los insurgentes han asesinado a 115 profesores y quemado 200 escuelas públicas en los últimos cinco años.

ADN.es

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos, por esto sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, todas y cada una de las opiniones sobre los temas que publicamos son importantes y nos interesan.
Gracias por participar