Los atentados más sangrientos de la historia de Al Qaida

Desde que Bin Laden y Al Zawahiri iniciaran su «guerra santa» en 1988, Al Qaida y sus grupos afines han protagonizado ataques devastadores en todo el mundo... desde Madrid a Nueva York, África u Oriente Próximo

Desde que Osama Bin Laden creara la base de datos que dio nombre a «Al Qaida», con la información de 35.000 voluntarios muyahidines que habían luchado en la guerra de Afganistan contra los rusos, en 1988, la red terrorista no ha parado de crecer y ramificarse hasta convertirse en la más mortífera y perseguida del mundo. Estos son 10 de sus 10 atentados más devastadores:

1.-World Trade Center (1993):
Las bombas colocadas en los sótanos de las Torres Gemelas de Nueva York pueden considerarse el primer gran atentado de la historia de Al Qaida. Ocurrió el 26 de febrero. Murieron seis personas y resultaron heridas otras 1.000, lo que puede considerarse casi como un milagro teniendo en cuenta que en el rascacielos trabajaban cerca de 40.000 personas. «La violentísima explosión que sacudió ayer desde el sótano hasta el último de los ciento diez pisos del World Trade Center, el segundo edificio más alto del mundo, ha sido causada por una bomba, instalada probablemente en un vehículo en un garaje del tercer piso por debajo del nivel de la calle», contaba el corresponsal de ABC en Nueva York. La policía recibió, al parecer, siete reivindicaciones del atentado de diversos grupos.

2.-Embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania (1998):
Dos coches explosionaron el 7 de agosto cerca de las sedes diplomáticas estadounidenses en Nairobi y Dar-es-Salaam, la ciudad más poblada de Tanzania. Murieron 224 personas, incluidos varios diplomáticos norteamericanos, y se produjeron más de 1.000 heridos. Esto ocurría días después de que el grupo integrista egipcio de la Yihad islámica hubiera lanzado amenazas contra los intereses nortamericanos. El presidente Clinton prometía que no se ahorrarían recursos para castigar a los responsables de aquellos atentados «aborrecibles e inhumanos». «Sangriento golpe contra EE.UU. en el corazón de África», titulaba en portada ABC.

3.-Atentados del 11-S (2001):
El atentando que acabó con la Torres Gemelas es, por número de víctimas, el más devastador de la historia contemporánea. Fue perpetrado contra el corazón financiero del país más poderoso del mundo, ocho años después del atentado de 1993, sólo que esta vez, las gigantescas torres de 110 plantas, más de 500 metros de altura, 198 ascensores y una superficie de 800.000 m² no aguantaron el ataque. Dos aviones comerciales fueron secuestrados y empotrados contra ambos edificios, un tercero contra el Pentágono y otro se estrelló en Pensilvania. Nunca antes habían muerto más de 3.000 personas en un mismo atentado, en el que resultaron heridos otros 6.000. Aquella masacre, tal y como señalaba ABC en portada, era interpretada por el presidente Bush como una declaración de guerra contra Occidente, donde Osama Bin Laden ya era señalado como el «enemigo público número uno». Comenzaba una nueva época de la historia comtemporánea.

4.-Discoteca en Bali (2002):
El 12 de octubre, un coche bomba hizo explosión junto a una discoteca de la capital de Indonesia, provocando una masacre de 202 muertos y 300 heridos, en su mayoría extranjeros. Entre las víctimas se encontraba gran parte del equipo de fútbol australiano de Kingsley, que había acudido al local donde se produjo la mayor carnicería. «La discoteca entera se vino abajo cuando aún estábamos dentro; algunos logramos salir y otros no», declaró Damon Brinson, uno de los miembros del equipo que salvó la vida.

5.-Atentado de Riad (2003):
Un triple atentado suicida contra tres complejos residenciales en la capital de Arabia Saudí, donde vivían numerosos occidentales, provocó 47 muertos, 9 de ellos estadounidenses, y más de 200 heridos, 50 también de origen norteamericano. Entre ellos, los 12 kamikazes, que adosaron a su cuerpo la carga explosiva. Sobre cómo se produjo el atentado en un lugar habitualmente muy vigilado, el 12 de mayo de 2003, testigos presenciales explicaron que nueve asaltantes abatieron a tiros a un guardian para poder atravesar la entrada principal de uno de los complejos de 280 viviendas. «Los autores hicieron entrar un vehículo para hacer explotar una carga explosiva. Tras la explosión se escucharon disparos de armas ligeras. La deflagración fue de tal intensidad que rompió todos los cristales en un radio de un kilómetro y medio», contaba ABC, que explicaba, además, que aquella matanza podía estar relacionado con el artículo publicado en la BBC, cuatro días antes, donde Roger Hardy, su analista para Oriente Próximo, explicaba que Al Qaida estaba disminuida pero no acabada y que un nuevo portavoz de la red terrorista había dicho poco antes que «un nuevo ataque contra Amércia en la escala del 11 de septiembre era inevitable».

6.-Atentado contra los kurdos en Irak (2004):
Un doble atentado suicida en las sedes de los dos principales partidos del Kurdistán (el PDK y el UPK), fue perpetrado el 1 de febrero de 2004 con «dos bombas humanas», matando finalmente a 105 personas en la ciudad de Erbil, al norte de Irak. Aquella se convirtió en la jornada más sangrienta sufrida en Irak tras la guerra, cuyos objetivos no eran otros que los dos partidos kurdos que, aunque enfrentados entre sí, colaboraron con Estados Unidos en el derrocamiento de Sadam. Los ataques se produjeron casi simultáneamente, a las 10:55 y a las 11:00, cuando las oficinas de ambas congregaciones políticas se hallaban abarrotadas de hombres, muchos de ellos notables de la ciudad.

7.-El 11-M en Madrid (2004):
A las 7:39 horas del 11 de marzo de 2004, y en tan sólo cuatro minutos, diez mochilas-bomba cargadas con entre 13 y 15 kilos de dinamita cada una hacían saltar por los aires cuatro trenes repletos de trabajadores y estudiantes, en las estaciones de Atocha, El Pozo del Tío Raimundo y Santa Eugenia. Casi 200 muertos y 1.858 heridos fueron el balance del peor atentado de la historia de España y el segundo de Europa -tras el acaecido en Lockerbie en 1988, en el que fallecieron 259 pasajeros de un avión y 11 vecinos del pueblo escocés-, que se producía a tan sólo tres días de las elecciones generales.

8.-La masacre de Mosul y Baaquba (2004):
El 24 de junio de 2004, la guerrilla iraquí lanzaba una de sus mayores ofensivas hasta el momento en las principales ciudades del denominado «Triángulo suní». Faltaban sólo seis días para que Estados Unidos devolviera la soberanía al nuevo Gobierno iraquí. Fueron varios ataques planificado y prácticamente simultáneos contra la Policía, que dejaron un negro balance de más de 100 muertos y 300 heridos en estos bastiones sunitas al norte y al oeste de Bagdad (Mosul y Baaquba). «Un terrorífico embate -contaba ABC- con el que los insurgentes dan a entender que están organizados y cuentan con una creciente capacidad de destrucción; que están dispuestos a hacer la vida imposible al nuevo Gobierno y que son los dueños del siniestro juego seguido en la región suní de Irak».

9.-El mayor atentado desde la caída de Sadam (2005):
Un coche bomba, conducido por un terrorista suicida, hizo explosión el 28 de febrero de 2005 ante un multitud que hacía cola en un centro de reclutamiento de la Policía y la Guardia Nacional en la localidad de Hilla, en la provincia de Babilonia, a 95 kilómetros al sur de Bagdad. Murieron 118 personas y resultaron heridas casi 150. Abú Mussa Al Zarqaui, jefe de Al Qaida en Irak, reivindica este atentado, el más mortífero en una sola explosión desde la caída de Saddam Hussein en abril de 2003. La explosión fue tan potente que el automovil quedó absolutamente destrozado y sólo se pudieron inspeccionar algunos restos del motor.

10.-El 7-J de Londres (2005):
La última gran mantanza de Al Qaida en Occidente se produjo en la capital inglesa, y se produjo siguiendo el mismo patrón que el útilizado en atocha 15 meses antes. Esta vez el ataque de los terroristas se produjo contra el subterráneo y un ómnibus, durante el primer día de la reunión del G8 en Gleneagles (Escocia). El número de muertos ascendió a 56 y el de heridos a 700. Los testigos presenciales describieron escenas «horrorosas», con cuerpos amputados y ensangrentados en el interior de los vagones «desvendijados en la oscuridad».«Del cielo al infierno en cuestión de segundos», contaba el periódico, que aseguraba que «el primer ministro británico Tony Blair ha visto truncados su sueño olímpico y la sensación de euforia justo cuando acababa de iniciar los seis meses de presidencia europea».

ISRAEL VIANA / MADRID
ABC.es

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los propietarios del Blog eluden toda la responsabilidad sobre los comentarios aquí expuestos, incurriendo exclusivamente al autor de los mismos, por esto sugerimos no utilizar palabras ni insultos ofensivos, todas y cada una de las opiniones sobre los temas que publicamos son importantes y nos interesan.
Gracias por participar